Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad

Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad es lo que descubrirás hoy en este artículo escrito después de leerme el capítulo 19 del libro “La actitud mental positiva -un camino hacia el éxito”

Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad
Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad

¿Sabes que es bueno experimentar un sentimiento de culpabilidad?

Toda persona con independencia de lo buena o mala que pueda ser, puede experimentar a veces un sentimiento de culpabilidad.

Este sentimiento es el resultado de una suave vocecita que te habla y tu conciencia es esta suave vocecita.

Piensa por un instante…

¿Que ocurriría si una persona no experimentara un sentimiento de culpabilidad tras obrar el mal?

Porque la persona que no experimenta un sentimiento de culpabilidad tras haber cometido una mala acción, es a menudo incapaz de distinguir entre el bien y el mal o no le han enseñado a distinguir entre el bien y el mal respecto a su conducta o tal vez no esté en su sano juicio.

Muchos sentimientos de culpabilidad se heredan y otros se adquieren.

 

Sabemos que un conflicto mental puede surgir cuando las emociones y las pasiones heredadas se ven reflejadas por la sociedad en la que uno vive.

Código Moral

Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad
Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad

Las personas de un determinado ambiente pueden regirse de acuerdo con un código moral contrario al que impere en otro ambiente.

Sin embargo, en todos los casos en los que a un individuo se le ha enseñado un determinado código moral, experimenta un sentimiento  de culpabilidad cuando lo viola.

Algunos casos no obstante,  la transgresión del código moral de una sociedad puede ser buena porque las normas morales pueden ser malas en sí mismas.

Repito,  el sentimiento de culpabilidad es bueno, incluso estimula algunas personas de alto nivel moral a tener pensamientos y emprender acciones dignas.

Hubo un hombre recto que odiaba y persiguió implacablemente a los miembros de una minoría religiosa pero experimentó un sentimiento de culpabilidad y el mundo sabe que enmendó el mal cometido cuando sus sentimientos de culpabilidad le indujeron a emprender una acción deseable:

Se convirtió en un gran apóstol y sus pensamientos,  palabras y acciones han cambiado la historia del mundo a lo largo de los últimos 2.000 años se llamaba Saulo de Tarso.

Y hubo un hombre cuyos sentimientos de culpabilidad por lo que él consideraba fechorías le provocaron tal remordimiento que también se sintió impulsado a emprender una acción deseable.  En la cárcel se pasó días escribiendo un libro. Y su libro ahora constituye una referencia clásica para la enseñanza de la rectitud de carácter y la belleza de la vida. Se llamaba John Bunyan.

Y hubo también otro pecador que se mencionó en el capítulo 15,  el cuál hizo entrega de medio millón de dólares con destino a los “boys clubs de Chicago” y también un donativo de un millón de dólares a su Iglesia. Lo hizo  en parte para expiar sus pecados puesto que ofreció dinero para impedir que los muchachos y muchachas cayeran en las trampas y los engaños de la vida que lo habían atrapado a él.

Incluso un benefactor de la humanidad como el doctor Albert Sweatshirt se sintió impulsado a  actuar a causa de un sentimiento de culpabilidad.

Se sentía culpable por no haber cumplido con sus responsabilidades en relación con sus semejantes y puesto que podía hacer algo que mereciera la pena pero no lo hacía,  su sentimiento de culpabilidad le indujo a comenzar su gran misión.

¿Comprendes ahora porque es bueno el sentimiento de culpabilidad con una actitud mental positiva?

 Sin embargo,  existe también un sentimiento de culpabilidad con una actitud mental negativa y este es malo porque no todos los sentimientos de culpabilidad dan lugar a resultados beneficiosos.

Cuando el individuo experimenta un sentimiento de culpabilidad y no se libera de este sentimiento con una actitud mental positiva,  los resultados son con frecuencia de lo más perjudiciales.

NEURÓTICOS

Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad
Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad

 

El gran psicólogo Sigmund Freud afirmó:

Cuanto más avanza nuestro trabajo y cuanto más profundamente penetra nuestro conocimiento en la vida mental de los neuróticos, tanto más claramente observamos la presencia de dos nuevos factores que requieren la mayor atención en calidad de fuentes de resistencia.

Ambos pueden incluirse en la descripción de “necesidad de sufrir”.

El primero de estos dos factores es el sentimiento de culpabilidad o conciencia de culpa.”

Y Sigmun Freud tiene razón porque los sentimientos de culpabilidad han llevado a los hombres a destruir sus vidas, mutilar sus cuerpos o causarse algún otro tipo de lesión con el fin de expiar sus malas obras.

Afortunadamente,  hoy en día raras veces se practican semejantes métodos y en los países civilizados no están permitidos, pero se puede encontrar un equivalente porque es posible que la conciencia no se sienta culpable pero el subconsciente sí.

El subconsciente nunca olvida y utiliza sus facultades con la misma eficacia que la conciencia, satisfaciendo la necesidad del individuo que no se libera el sentimiento de culpabilidad con una actitud mental positiva,  generándole una enfermedad y haciéndole sufrir.

La consideración

Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad
Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad

 

Un sentimiento de culpabilidad puede enseñarte a ser considerado con los demás.

La consideración para con los demás es una cualidad que cada uno de nosotros tiene que aprender a desarrollar.

El niño recién nacido no se preocupa por el bienestar y la conveniencia de nadie.

Quiere lo que quiere y cuando lo quiere, pero en algún momento de su desarrollo empieza a aprender poco a poco que hay también otras personas y que en cierto modo por lo menos habrá de tenerles un poco de consideración.

Sin embargo, el egoísmo es un rasgo humano muy común que sólo se refrena en cada uno de nosotros a través del desarrollo.

Cuando somos lo suficientemente mayores como para comprender que tales sentimientos no son buenos, experimentamos una punzada de culpabilidad cada vez que cedemos al egoísmo.

Eso es bueno porque nos induce a pensarlo dos veces cuando surge la ocasión y podemos elegir entre complacernos a nosotros o complacer a los demás.

Para liberarte del sentimiento de culpabilidad, repara el daño.

Los sentimientos de culpabilidad pueden surgir por muy variadas causas.

Pero el sentimiento de culpabilidad lleva aparejado un sentimiento de deuda, una deuda que hay que reducir y eliminar.

Para liberarse del sentimiento de culpabilidad entra en acción:

Algunas veces las personas se ven atrapadas en una telaraña de fechorías y parecen incapaces de liberarse de ella porque dejan de esforzarse y se van enredando cada vez más hasta que al final,  hace falta casi una experiencia devastadora para liberarlas.

En primer lugar presta atención cuando quieras un consejo o asistas a una conferencia o  sermón inspirador capaz de cambiar tu vida.

Pasa revista a las dádivas que has recibido y da gracias a Dios por ellas.

 Arrepiéntete sinceramente y pide perdón.

Cuando uno se da cuenta de los dones que ha recibido, no es difícil lamentar sinceramente el mal cometido y arrepentirse.

 Entonces tendrás el valor de pedir perdón a Dios.

Tú tienes que dar un primer paso hacia delante.

Eso es importante porque constituye un símbolo por medio del gesto físico que tú haces en dirección al cambio de vida.

Tú tienes que enmendarte dando un segundo paso hacia delante:

 Empieza inmediatamente a reparar todo el mal cometido.

Y después el más importante de todos los pasos:

Aplica la “Regla de Oro”.

Tendría que serte fácil porque ahora cuándo sientas la tentación de obra el mal, está suave vocecita te hablará en susurros.

Cuando ello ocurra detente a escucharla.

Cuenta las dádivas recibidas.

Ponte en el lugar de la otra persona y después adopta la decisión de hacer lo que tú querrías que se hiciera si estuvieras en el lugar de esa otra persona.

Por consiguiente, esta es la fórmula para liberarte de los sentimientos de culpabilidad.

Si tienes dificultades con las tentaciones y si la consiguiente sensación de culpabilidad te impide utilizar tus energías en una dirección constructiva, aprende ajustarte al planteamiento capaz de liberarte de la culpabilidad.  Aplícala a tu vida y avanza hacia el éxito.

“La actitud mental positiva- un camino hacia el éxito” te invita a utilizar los poderes de tu conciencia y de tu subconsciente para:

  • Buscar la verdad
  • Estimularte con el fin de emprender una acción constructiva.
  • Esforzarte por alcanzar los más altos ideales que puedas concebir junto con una buena salud física y mental.
  • Vivir inteligentemente en tu sociedad.
  • Procurar abstenerte de aquello que cause daños innecesarios.
  • Empezar desde donde te encuentres y llegar a dónde quieres llegar, independientemente de lo que seas o lo que hayas sido.

Cualquier cosa que te impida alcanzar nobles logros en la vida debiera ser apartada a un lado.

 Lo cual carga sobre ti el peso de saber o averiguar lo que está bien o lo que está mal y de conocer lo que es bueno o malo en una determinada circunstancia y un determinado momento.

Tú conoces los 10 Mandamientos, La Regla de Oro y otras normas para hacer el bien en la sociedad en que vives y eres tú quien debe establecer las normas susceptibles de conducirte a tus objetivos deseados.

Una cosa es conocer el objetivo y otra muy distinta es esforzarte por alcanzarlo.

Elige tus objetivos, dirige tus pensamientos,  controla tus emociones,  entra en acción y encauza tu destino.

Hallarás la respuesta si sigues buscándola,

 

¿Cómo?

Una importante ayuda consiste en adquirir carácter.

 Adquirir el carácter es algo que se adquiere, algo que no se enseña.

Adquirir posee dos significados distintos

1. Sufrir la influencia del ambiente (a menudo una reacción subconsciente)

2:  Tomar y retener (acción consciente).

Un medio muy eficaz de adquirir carácter consiste en situar a ti mismo o a tus hijos en un ambiente dónde puedan desarrollar pensamientos,  motivos y hábitos deseables.

Sí el ambiente elegido no resulta suficientemente eficaz tras un razonable periodo de tiempo, introduce sustituciones y cambios.

Sin embargo el carácter también se puede enseñar  y si los padres dedicaran más tiempo a  enseñar y modelar el carácter tanto por medio de preceptos como del ejemplo,  los hijos adquirirían y aprenderían esta admirable cualidad tan necesaria para el éxito.

El delincuente

Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad
Cómo liberarte de un sentimiento de culpabilidad

¿Qué hace a un delincuente?

Nuestros jóvenes necesitan una guía para el bien y para el mal y ésta deberían recibirla en casa…

Cuando se habla de delincuencia juvenil deberíamos darle otro nombre y situar la responsabilidad en su lugar correspondiente. La situación de delincuencia paterna existe.

Algunos padres no asumen las obligaciones y las responsabilidades que les corresponden.

Todo el mundo ha nacido con un buen carácter en potencia.

Se pueden leer volúmenes y más volúmenes sobre las causas del crimen,  pero el crimen se debe literalmente a la falta de una cosa,  de un sentido de responsabilidad moral por parte de la gente.

Y la razón de que la gente carezca de responsabilidad moral estriba en la falta de sentimiento de culpabilidad.

De ahí que no se desarrolle el carácter porque la conciencia está dormida y no actúa como guía.  

Y de la  inmoralidad de los padres o la amoralidad de los padres,   los hijos no pueden adquirir ni aprender el carácter.

Cuando una virtud se halla en conflicto con otra:

A veces no es tan fácil decidir si uno tiene que decir sí o no porque la cuestión a resolver puede entrañar un conflicto, una contradicción entre ciertas virtudes y toda persona en algún momento determinado tiene que enfrentarse con semejante conflicto y adoptar una decisión.

 Tiene que elegir entre lo que desee hacer y lo que debe hacer o bien entre lo que quiere y lo que la sociedad espera de ella.

Y semejante elección tiene que hacerse necesariamente entre virtudes como el amor, el deber y la lealtad.  Por ejemplo:

  • El amor y el deber para con un progenitor en conflicto con el amor y el deber para con un esposo o una esposa
  • La lealtad a una persona en conflicto con la lealtad a otra persona.
  • La lealtad a una persona en conflicto con la lealtad a una organización o sociedad.

Hay muchos conflictos análogos.

En tu vida te enfrentarás  con la necesidad de adoptar decisiones en casos en  que unas  virtudes estarán en conflicto con otras y ¿cuál será tu decisión?

 Tal vez pueda servirte de ayuda la siguiente recomendación:

Haz aquello  que tu conciencia te diga que no te provocará sentimiento  de culpabilidad alguno.

Es lo que debes hacer y estate atento a mi próximo resumen.

Ideas a seguir:

 

  1. Si tú tienes un sentimiento de culpabilidad ¡eso es bueno! pero libérate de este sentimiento de culpabilidad.
  2. Para liberarte de este sentimiento de culpabilidad, corrígete.
  3. Una fórmula recomendada para ayudarte a liberarte del sentimiento de culpabilidad consiste en:

a)Escuchar un consejo, una conferencia, un sermón,  etc… y asimilar y aplicar los correspondientes principios.

b) Hacer un repaso de las dádivas recibidas y darle las gracias a Dios por haberlas recibido.

c) Después, laméntate sinceramente de tus malas obras. El verdadero pesar incluye necesariamente una sincera decisión de apartarte del mal.

d) Dar el primer paso hacia delante: reconoce tu culpa y tu intención de enmendarte.

e)  Repara el mal en la medida de lo posible

f) Aprenderte de memoria, comprender y tratar de aplicar La Regla de Oro en tus relaciones con los demás.

4.Cualquier cosa que te impida en la vida las nobles acciones debiera ser apartada a un lado.

5. El carácter se puede adquirir y enseñar.

 6. ¿Que Haces cuando dos virtudes se hallan en conflicto entre sí?

7.Sobre ti recae el peso de averiguar lo que está bien o lo que está mal  y de saber lo que es bueno o malo en una determinada circunstancia y en un momento determinado. Uno de los mejores medios de aprender consiste en frecuentar con regularidad un ambiente religioso y buscar diariamente la Guía  Divina.

¿Tienes un sentimiento de culpabilidad?

¡Eso es bueno!

¡Pero libérate de él!

Y para despedirme como todos los días, tengo que decirte que si todavía no has participado en un taller de Reingeniería de Tu Destino ya sea presencial o a través de internet, entra en mi página web Elisabet Ponsa  e infórmate de como puedes participar y diseñar tu vida libre de culpabilidad sin fallar:

TALLER REINGENIERÍA DEL DESTINO PRESENCIAL

Ó

TALLER DE REINGENIERÍA DEL DESTINO ONLINE

SI QUIERES QUE TE HAGA LLEGAR CADA SESIÓN QUE GRABE O ESCRIBA SOBRE LO MÁS IMPORTANTE SEGÚN MI CRITERIO:

Life Coach. Facilitadora y Consultora de la Academia del Pensamiento.
Te muestro cómo funcionan las Leyes Naturales del Universo que trabajan todo el tiempo y para todo el mundo y así las puedas aplicar para obtener el éxito que sueñes tener.
Te Ofrezco los recursos necesarios para que puedas alcanzar todo aquello que fervientemente puedas desear.
Te muestro cual es la raíz de todos tus males y el cómo tu puedes crear una nueva realidad.
Te doy acceso a información y metodologías simples pero altamente eficaces para que puedas vivir de tu pasión, escoger tu tiempo libre, mantener relaciones de calidad con tus seres queridos y así disfrutar mucho más de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *