Soy  la pequeña de 7 hermanos, huérfana de padre desde los 11 años y me casé en el año 1986 con un alma «solucionadora de problemas» lo que ha permitido formar un buen equipo familiar a la hora de criar a las 2 bellas almas que nacieron de nuestra unión.

A pesar de nuestras diferencias de identidad, el amor, el respeto y la libertad que nos tenemos como individuos han permitido que nuestro matrimonio siga unido y que nuestros hijos estén viviendo de acuerdo a sus propias decisiones su vida de adultos .

Por ser muy sensible al sufrimiento propio y ajeno he dedicado la mayor parte de mi vida a formarme y a trabajar para conseguir mi bienestar personal, el de mi familia y el de todas las personas que se han dejado asesorar por mi.

Desde los 14 años que comencé ayudar a una hermana 17 años mayor que yo y  que era esteticista hasta la fecha, mi sed de conocimiento ha sido insaciable y la lista de los diferentes tipos de formaciones en las que he participado es larga y no quiero hacerte perder el tiempo leyéndola desde aquí.

Sólo quiero que sepas que en esta etapa de mi vida y captando el sufrimiento ajeno,  me siento con la obligación moral  y desde la más profunda humildad  de poner mi granito de arena para ser un canal de luz en la vida de la personas que estén dispuestas a tomar la responsabilidad de sus vidas para cambiar su realidad y construir felicidad todos los días.

Gracias a internet y al resto de medios de comunicación,  hoy podemos darnos cuenta del daño que ha hecho el sistema educativo ya obsoleto y las religiones en mayor o menor grado.

Y también gracias a Internet las personas que estamos listas para tomar consciencia de quien somos en esencia y ejercer nuestro verdadero poder para vivir desde el amor y no desde el temor, hemos aprendido cómo hacerlo y podemos llegar sin importar la distancia geográfica a quien se quiera subir al carro de personas conscientes de que la paz y la felicidad es una decisión que comienza en el interior de cada uno como individuo una vez a eliminado el dolor oculto que arrastra.

Cada uno de nosotros tenemos la oportunidad de tomar la responsabilidad de descubrir y eliminar todo el dolor que lleva nuestra alma y actuar desde la consciencia  en todo momento para poder irradiar alegría y entusiasmo contagioso y así poder atraer, salud  paz y armonía en nuestras vidas.

Si estás lista para ello, será todo un placer para mi guiarte desde «Desbloquea tu Felicidad» para continuar  «Caminando Con Nueva Consciencia» y posteriormente desde el programa «Radiografía de Tu Alma Para Vivir su Propósito».

Como ya he mencionado mi sed de conocimiento es imparable por lo que si decides despertar tu magia interior a través de mis programas y seguirme de cerca, podrás beneficiarte de todo lo que siga descubriendo y experimentando y sea digno para compartir.